Atención al Cliente: 688 603 267

¿Cuál es la mejor crema solar?Protección Solar: filtro físico vs filtro químico

¿Cuál es la mejor crema solar?Protección Solar: filtro físico vs filtro químico

¿Cual es la mejor crema solar?

¿Qué grado de protección debo utilizar?

¿Cómo le sentará a mi piel esta crema solar?

¿Qué componentes son los mejores?

Y un sin fín de preguntas más…

La verdad es que comprar un protector solar puede convertirse en una auténtica locura si no se tiene claro ciertos conceptos. Factores clave que, en primer lugar, van a determinar por dónde deben empezar nuestra búsqueda acotando un poco el campo… y para ello es imprescindible saber qué opciones podemos encontrarnos y saber qué las diferencia , no te parece?

Bien… lo primero para elegir la mejor crema solar para cada un@ debemos saber distinguir entre las opciones que existen (protectores químicos, físicos y biológicos) y saber cómo actúa cada uno de ellos y los efectos que pueden tener sobre nuestra piel. Y esta es mi misión con el post de hoy, poner luz en este tema y ayudarte a elegir la mejor crema solar para ti!

Diferentes tipos de filtros

La verdad es que a la hora de adquirir una crema solar la mayoría de las personas se fijan en el factor de protección y poco más, no le dan importancia al resto. Y sin embargo la tiene… saber cómo actúa ese producto que estás aplicando en tu piel es realmente importante!

Especialmente para aquellos que apuestan por productos naturales y un estilo de vida ecológico y saludable.

Así que vamos a ver esos pequeños detalles que marcan la gran diferencia entre unos protectores y otros.

– Filtros químicos: las cremas solares con este tipo de filtros contienen sustancias químicas capaces de penetrar incluso hasta capas profundas de nuestra piel y producir una reacción fotoquímica que transforma la radiación solar en calor. Para que se entienda fácilmente, las cremas tradicionales con filtros químicos lo que hacen es absorver las radiaciones del sol y las transforman en calor para que su efecto no sea dañino.

Algunas de las sustancia químicas que podrás ver en su composición y que más se usan son: Octylcrylene, Octinoxate, Avobenzone, Oxybenzone, Octisalate, Homosalate, 4-MBC, Meroxy SX y XL.

La gran desventaja de este tipo de protectores es que, como muchos otros productos químicos empleados en cosmética, penetran totalmente en nuestra piel y pueden causar ciertas intolerancias y/o alergias cutáneas. Además, muchos de ellos están en entredicho por su posible efecto cancerígeno, po alterar nuestro sistema hormonal y otros procesos dañinos.

Además ten en cuenta que es necesario aplicarlos una media horita antes para que hagan su efecto y la protección sea real.

Este tipo de filtros pueden perder su efecto con el paso del tiempo y es por ello que no se recomienda reutilizarlos de un año para otro.

– Filtros físicos: estas cremas se elaboran con polvos minerales que no penetran en la piel sino que crean una película externa que funciona como espejo reflejando los rayos solares e impidiendo que penetren en la piel. Por este motivo estos filtros nos protegen desde el mismo momento de la aplicación, sin ser necesario esperar un periodo de tiempo para que hagan efecto!

En este caso los más comunes son el dióxido de titanio y el óxido de zinc.

El principal inconveniente de estos filtros es su posible toxicidad si estas partículas pasaran al torrente sanguíneo. Esto puede ocurrir por inhalación (algo bastante difícil de que ocurra ya que estamos utilizándolos en un formato de crema) o por la presencia de partículas muy pequeñas (nanopartículas). Por eso siempre que un producto contenga nanopartículas se debe advertirlo en el envase.

Tradicionalmente suelen ser cremas más espesas y que dejan cierto brillo blanco durante los primeros minutos de la aplicación. Pero la cosmética también ha evolucionado en este sentido y cada vez se consiguen cremas más fluidas y que apenas dejan resto, prácticamente iguales a las de filtros químicos (depende de las marcas, claro está).

Los protectores naturales y ecológicos suelen emplear este tipo de filtros, que además de efectivos son seguros y respetuosos con la salud de la piel y del medio ambiente (los químicos contaminan).

– Filtros biológicos: utilizan sustancias antioxidantes que evitan la formación de radicales libres, por lo que evitan cierta acción de la radiación solar sobre nuestra piel. Se encuentran en ciertos aceites, mantecas y otros productos naturales como el aceite de sésamo,  de aguacate, de germen de trigo, de oliva, la manteca de karité o el aloe vera.

Su factor de protección suele ser bastnate bajo, por lo que se emplean como potenciadores y ayudantes de otros fotoprotectores y no como filtro único.

Evidente mente los filtros físicos y biológicos son los únicos aceptados en las formulaciones cosméticas con sellos ecológicos, por lo que si están buscando una crema de protección solar ecológica puedes estar segur@ de que no va a tener filtros químicos, si?

También existen formulaciones de productos que combinan filtros químicos y físicos o incluso los tres tipos.

Mi recomendación…

Desde luego en niños menores de 3 años hay que utilizar filtros físicos, a partir de ahí que cada cual decida…

Una buena opción es utilizar un producto que combine filtros físicos y químicos de calidad, que los hay, no todos los filtros químicos que se emplean hoy en día son nocivos, para nada!. Pero identificar qué componentes son «buenos o malos» sin tener unas nociones básicas puede resultar complicado, al menos para mi.

Por ello yo ya hace tiempo que decidí apostar por los filtros físicos, con sello ecológico, por supuesto!

Además hay otros aspectos a tener en cuenta como puede ser el tipo de piel de la persona, si se encuentra en alguna etapa especial de la vida como puede ser el embarazo, si se están tomando medicamentos o si se quiere una protección resistente al agua con o sin perfume, parabenos, etc….!

Actualmente estoy utilizando el protector solar de Ringana (no podía ser de otra manera), que protege de forma natural: utiliza dióxidos de zinc y titanio como filtros físicos en combinación con los aceites de comino negro, karanja y cardo mariano que protegen del sol de forma natural (son filtros biológicos).

Es una crema fácil de aplicar, no es demasiado densa, de hecho odio las cremas muy densas, especialmente las de sol ya que yo soy una persona que suda bastante y me producen cierto agobio!

Tiene un factor 20, lo que quiere decir que el FRESH sunscreen de Ringana filtra el 95% de los rayos ultravioletas. Con factor 50, solo sería un 3% más, o sea un 98% ya que el aumento no es lineal, de acuerdo? Lo importante es aplicar suficiente cantidad y hacerlo regularmente, cada dos horas aproximadamente.

Es un producto sin nanopartículas, no tiene conservantes ni parabenos y es resistente al agua y, por supuesto, NO la contamina. Además de generar un bronceado uniforme contrarresta intensamente los síntomas de envejecimiento cutáneo causado por el sol, para mi un producto 10!

Y ahora sí…. ya tienes la información necesaria para hacerte con tu protector solar y disfrutar sin riesgos del veranito.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito