Atención al Cliente: 688 603 267


Vivir sin Plástico – 1ª parte

  • Hábitos Saludables
  • 20 enero, 2020
  • Hábitos Saludables
  • 20 enero, 2020
Vivir sin plástico

Aunque parezca contradictorio – teniendo en cuenta que el título de este post es “Vivir sin plástico“- voy a comenzar diciendo alto y claro que el plástico me parece un material MARAVILLOSO!!!

¿A tí no?

De hecho es que el mundo moderno no sería realmente moderno sin su presencia. Su valor en campos como en la medicina, el transporte o la tecnología son incuestionables.

Además, es súper versátil, ¿te has dado cuenta de la cantidad de objetos diferentes que se pueden fabricar con él? No creo que haya un material más polivalente. Y gracia a él hay muchos artículos que antes sólo eran asequibles par ala gente con dinero y ahora están al alcance de todos!

PERO…

En vez de agradecer su funcionalidad nos estamos pasando un poco de la raya. Parecemos verdaderos adictos utilizando el plástico para todo. Y de hecho, así, le estamos restando el valor que verdaderamente tiene… una pena la verdad!

Por eso hoy te quiero contar cuáles son los motivos por lo que deberíamos vivir sin plástico o al menos ir reduciendo su consumo. Que no digo yo que el cambio sea fácil, o que tengamos que hacerlo en 2 días pero… un intento al menos?

Vamos a ello!

El plástico no se biodegrada

Así, la realidad es, que TODO el plástico que se ha fabricado a lo largo de historia sigue aquí con nosotros. Y este es un dato tan alucinante como real!

Porque en realidad NO hay ningún ser vivo que se alimente de plástico y lo transforme en elementos químicos naturales que puedan reintegrarse al ciclo natural de carbono que ha sustentado la vida durante millones de años. NO lo hay.

Es cierto que el plástico se descompone con el tiempo, que se va convirtiendo cada vez en partículas más pequeñas hasta llegar a un tamaño imperceptible para el ojo humano (los microplásticos, seguro que has oído hablar de ellos). Pero que no los veamos no quiere decir que hayan desaparecido!

Así que en realidad el Planeta está lleno de plástico, ha llegado incluso a la Antártida. Y según estudios recientes. también se encuentra en el agua que bebemos, en la sal y hasta en el aire.

Contaminación marina

Un dato importante: 8 millones de toneladas de plástico acaban cada año en los océanos. Lo que equivaldría a vaciar un camión de la basura lleno de plástico cada minuto en ellos. Como sigamos así para el año 2050 habrá más toneladas de plástico que de peces en los mares.

Muchos de ellos son envases que en realidad ocupan un buen volumen: bolsas de patatas, botellas, envases… me cuesta imaginar lo que todo esto podría suponer ¿Qué veremos al mirar al mar?

Esta realidad está haciendo mucho daño a los animales marinos que ingieren grandes cantidades de plástico. Plástico que si comes pescado al final termina en tu plato… no digo más!

Causa de muerte

Seguro que has visto esa imagen la una gran tortuga marina completamente enredada de plásticos… o cualquier otra. Cuando se trata de plásticos grandes (como redes de pesca) muchos animales quedan atrapados en ellas para siempre, les causan mutilaciones o incluso la muerte en la mayoría de los casos.

Y los plásticos pequeños y microplásticos se los comen porque lo confunden con comida. La base de la alimentación de las tortugas marinas, por ejemplo, son las medusas a las que confunden con bolsas de plástico y se las acaban comiendo. Se ha descubierto que hasta el plancton está ingiriendo microplásticos!

Quizás ya empieces a pensar que vivir sin plásticos sea una necesidad, pero hay más…

¿Qué repercusión que tiene a largo plazo?

Te cuento, los plásticos son mezclas de polímeros a los que se les añaden aditivos. Se utilizan para mejorar sus propiedades o simplemente para reducir su coste. Hay miles de aditivos en el mercado. En la actualidad se producen más de 13 millones de toneladas de aditivos anualmente.

La verdad es que se desconocen los efectos que puede tener la exposición de éstos a largo plazo y la repercusión en nuestra salud y en los sistemas naturales, como el océano, pero cada vez hay más preocupación al respecto, no es para menos! Cuando lo descubramos tal vez sea demasiado tarde…

Su reciclaje NO es fácil

Tal vez seas de los que pienses que cuando echas una botella de plástico en el contenedor lo que va a ocurrir es que se fabrique a partir de ella otra botella de plástico nueva, pero la verdad es que rara vez es así. Ni con las botellas ni con ningún otro artículo plástico!

Generalmente lo que reciclamos sirve para hacer otro tipo de productos (que no tienen nada que ver con el anterior) como telas, lonas, contenedores, paneles… a fin de cuentas productos que NO se van a poder reciclar de nuevo. Así nunca se va a crear una economía circular, sólo se alarga un poco la vida del material.

Además hay un tema de seguridad alimentaria por el que los envases que vayan a estar en contacto con alimentos no pueden ser de plástico reciclado, por lo que todas las bolsas y envases que ves en las tiendas y supermercados son de material virgen. Y son un montón!

Como ves reciclar plástico no es nada fácil, por cuestiones prácticas y también financieras (muchos tipos de plásticos directamente no sale rentable reciclarlos). Lamentablemente hoy en día sale más barato y práctico utilizar plástico virgen que reciclado y así se hace.

La biodegradabilidad no es la solución

Hay muchas normativas orientadas a sustituir el plástico convencional por uno biodegradable. Pero parece ser que esto tampoco es buena solución ya que este tipo de plástico para que se pueda biodegrdar necesita que se den una condiciones muy específicas y esto sólo puede suceder en plantas de compostaje. Pero hay gran cantidad de plásticos que terminan en la naturaleza en vez de en estas plantas (como hemos visto, en los mares) y que posiblemente no llegarían a degradarse, o sería realmente complicado.

Y hay otra cuestión. La mayoría de los plásticos biodegradables se elaborar a partir de alimentos como la patata o el maíz. Pero si tenemos en cuenta la GRAN cantidad de plástico que consimos… ¿cómo vamos a hacer para cultivar y manufacturar ese plástico?

¿No tenemos ya bastante deforestación y sobreexplotación de todo?

El plástico para fabricar producto desechables, un sinsentido

Resulta que estamos continuamente fabricando productos desechables con material plástico: vasos, tuppers, pajitas, bolsas, botellines, diferentes envoltorios… Productos que tienen una vida útil de muy poquito tiempo y que después devolvemos al planeta en forma de basura indestructible, que no va a desaparecer en la vida. Muy lógico esto, verdad?

Así que una buena medida para comenzar a vivir sin plástico es sin duda evitar los productos desechables!

Y también es importante dar valor a las cosas, el hecho de que puedas comprar, por ejemplo, un juguete de plástico por 1€ no significa que puedas usarlo un par de veces y tirarlo (como si fuera desechable, vamos, que con lo poquito que cuesta) para reemplazarlo por uno nuevo. De esta inconsciencia nuestra viven los bazares…

Hay que tomar ACCIÓN urgentemente

Estoy cansada de escuchar que la solución está en los gobiernos, en las grandes empresas, que esto del medio ambiente es importante pero que yo sól@ no puedo hacer nada…

Si, si que puedes, y una vez dicho esto tienes 2 opciones:

  • Mirar hacia otro lado y pensar que son los demás los que tienen que actuar
  • O decidir tomar acción. Esa bolsa de plástico que tu dejas de utilizar NO es insignificante, sabes que piensan lo mismo 160.000 personas cada segundo? Si, 160.000 son las bolsas que se utilizan cada segundo en todo el mundo.

Estamos en plena sociedad del consumismo y es una realidad bastante difícil de frenar la verdad… pero hagamos al menos un consumo responsable y un poco más consciente, no? No, nadie quiere que se extingan los animales, ni un planeta contaminado, ni que ocurran los desastres ecológicos y sociales que están ocurriendo en este mundo, pero tampoco estamos dispuesto a hacer nada para evitarlos.

Todos somos parte del problema, por el estilo de vida que llevamos, pero por suerte también somos parte de la solución y esto nos da un poder súper valioso. Lo único que debemos de tener claro es de qué parte queremos estar.

Para mí la solución está en RECUDIR y/o EVITAR. En aprender de nuevo a vivir sin plastico!

Yo soy la primera que sigo viviendo con muchos más plasticos a mi alrededor de los que me gustaría, que aún hoy estoy tomando conciencia y adquiriendo información poquito a poco… Que es el primer paso!

Y me gustaría recorrer este camino contigo, porque el hecho de que lo hagamos junt@s lo va a hacer más fácil y divertido pero sobre todo lo convierte en un acto más poderoso… te vienes?

Deja un comentario

Sobre mi

Marta Gómez

Soy especialista en Nutrición y Dietética aplicada y también experta en Nutrición Natural y Holística. Además, y para pasar a la acción, he realizado varios talleres de Cocina Vegetariana, considero que llevar una alimentación basada en plantas es clave para la salud. No sé hasta dónde llegará esto, pero yo continúo descubriendo el camino.

Síguenos

Buscar en el Blog

Suscripción al Blog

¿No sabes que cenar?
Consigue este ebook

Entradas recientes

Categorías

Nuestra tienda

Cerrar menú
×

Carrito

Menu-semanal-vegetariano

Descarga tu menu semanal vegetariano